Artículo: Foguera Florida-Portazgo
Logotipo de la Foguera Florida Portazgo

Foguera Florida Portazgo

Patrocinadores

  • Divina Locura
  • Coca - Cola
  • ISJOMA, S.L.
  • ATES
  • Puerta de Alicante
  • Clínica Dental Aldebarán
Estás en:  Inicio   Artículos y opinión   Artículo

Artículo

Les fogueres desde el otro lado de la manguera

Víctor Lorenzo Marco Santonja y Emiliano Carrión Tomás
Bomberos del S.P.E.I.S. del Excmo. Ayuntamiento de Alicante (1999)

Para el bombero les Fogueres de Sant Joan son unas fiestas especiales, y en concreto el día de la cremá, puesto que somos un ingrediente más en la fiesta, no sólo por la labor profesional que realizamos, sino por que en el rito de la cremá se espera de nosotros que remojemos a la gente.

Se nos va a pedir que luchemos contra nuestros enemigos (el fuego), a la vista del pueblo, sintiéndonos los actores principales y el centro de atención.

Nos sentimos bien por partida doble, porqué somos alicantinos y bomberos y además nos gusta nuestra fiesta. Pero hoy en día la banyá, que es uno de los aspectos más significativos de la misma, se ha transformado de un grupo de gente bailando alrededor del fuego cantando aquello de: La manguera riega, pero aquí no llega, en un grupo de jóvenes (y no tan jóvenes), provocándonos e incitándonos a base de insultos. Nosotros asumimos con paciencia y resignación esa forma poco cortés de pedirnos el agua, porque al final solemos satisfacerles y damos esa banyada a conciencia, con lo que el personal suele acabar dándonos un cerrado aplauso.

Si el talante en ese día tan especial para todos fuera de un mínimo de control, orden y simpatía, dentro de la alegría y el respeto, todos disfrutaremos más.

Una vez llegado el día 24 de junio, los bomberos seguimos sintiéndonos siempre como si se tratara de la primera vez.

Atendemos nuestra misión y participación esta noche mágica de Sant Joan en sus dos vertientes: la gran responsabilidad del fuego en la calle y el ciudadano en fiestas.

Esperamos el momento con ilusión y excitación, deseando dar lo mejor de nosotros y hacerlo con disciplina y alegría, y la mejor forma de llevarlo a cabo es disfrutando de lo que haces.

Ahora bien, como todo va cambiando, nos gusta no sólo cumplir con nuestra profesión, sino además participar como ciudadanos de Alicante que también somos. Pero siempre dentro de unos márgenes razonables, porque el riesgo está siempre presente por la gran concentración de personas unido al uso del fuego y la pólvora de la manera más controlada posible. Es verdad y se puede decir que no hay fiestas completamente seguras por muchas medidas de prevención y protección que se tomen, sino participamos todos de ellas.

En cuanto a velar por la seguridad y en lo referente a nuestra participación en la fiesta, debemos volver a hablar de la banyá. No estamos ni a favor ni en contra, pero el ciudadano debe saber que nuestra primerísima labor es la protección de personas y cosas y una vez controlado el riesgo (la hoguera), entonces y sólo entonces es cuando estamos en disposición de remojar a todo el que quiera divertirse, siempre dentro de un orden y separando al grupo que se quiere mojar del que no quiere. Porque como personas debemos respetar y exigir lo mismo que damos: respeto.

El día 24 de junio, a partir de las 22'00 horas, ya estamos en el Parque de Bomberos, en el cual hay una actividad inusitada que no se suele ver muy a menudo, se cruzan un maremagnum de personas, vehículos y material. Todos preparándose con expectación y una cierta dosis de tensión-nerviosismo, pues se acerca el gran momento.

Intentamos hacerlo bien, pero sin prisas, hemos de pensar que cada equipo puede llevar entre cuatro y cinco hogueras. Cuando ya sólo hay cenizas, recogemos el material lo repasamos y emprendemos camino hacia otro distrito. Allí se repetirá el mismo ritual, y así una a una vamos soportando en todas les fogueres lo mismo hasta llegar a la última bien entrada la madrugada.

Los equipos de intervención vamos llegando al Parque de Bomberos con la misión cumplida y la gran satisfacción por nuestra parte como bomberos y como ciudadanos de Alicante. En las caras se nota el sudor, el cansancio y la relajación, es entonces cuando cogemos una silla y nos sentamos en la puerta del Parque de Bomberos al fresco de la madrugada, compramos churros con chocolate, y entre trago de chocolate y bocado de churro, comentamos las incidencias que nos han ocurrido a lo largo de la noche, riéndonos todos unidos en el calor del cariño, compañerismo y amistad de tantos y tantos momentos vividos juntos en todas y cada una de las hogueras que nos han ido tocando en el tiempo.

    

Foguera Florida Portazgo

Calle Cefeo, 6

03006 Alicante

©2011 - Foguera Florida Portazgo

secretaria@foguerafloridaportazgo.es